Zootropolis o como echar abajo la teoría de genero

Desde hace unas películas y de algunas que están por venir (esas ya veremos como resultarán) estamos viendo, no esencialmente personajes femeninos fuertes y decididos, lo que realmente nos presenta son mujeres agresivas que se dedican a pisotear a los hombres y tratarlos como mierda, o pisoteando protagonismos en películas ya establecidas, como sucedió en MAD MAX y volvera a suceder en Cazafantasmas o la rumoreada Thor, en la que Thor sera una mujer…. por favor, parece ser su única intención destruir todo aquello que les ofende, pretendiendo en si ofender a los hombres sobre todas las cosas.

Entonces llega ZOOTROPOLIS y empiezas a verla y un sudor frío te empieza recorrer la espalda, mientra veo la película con mi mujer y mi hija, no soporto que mi hija vea películas en las que se menosprecia a nadie y menos de ese corte actual en el que el menospreciado es el hombre tratándolo de violento irracional que no sabe pensar.

Empieza la película con una “conejita” que quiere ser policía, que quiere ser la mejor y defender a los indefensos, bueno no esta mal, al contrario, esta muy bien, pues en su camino no va insultando y menospreciando, su mayor defensora es la oveja, la secretaria del alcalde, un león, que de hecho esta contentísimo con que la conejita haya conseguido convertirse en agente de policía, demostrando que no solo los predadores pueden ser policías (si, esta contento y orgullosos, es importante).  Llega por fin a a su trabajo y le toca un jefe cabrón que la menosprecia, cosa que aunque no sucede exclusivamente a las mujeres, si en su mayoría, pero eso a ella no la amilana y consigue con perseverancia un caso que en principio es “sin interés”, como es nueva en la ciudad y no conoce a nadie salvo a un “zorro” que conoce a todos, le pide que le ayude a moverse por los bajos fondos. Tras mucho investigar y una maravillosa escena parodia de El padrino, llegan entre los dos al meollo de la investigación.

Los animales predadores (representados mayoritariamente por animales masculinos), se están volviendo agresivos, la protagonista oye una “teoría” que dice que los predadores lo llevan en el ADN y que es exactamente como debe de ser….. a que me suena esta “teoría”… a si, es exactamente igual a la teoría de genero en la que el hombre es violento por naturaleza, que lo lleva en su ADN. Y es lo que ella explica a la prensa, los predadores no han evolucionado en realidad solo lo parece, en el fondo siguen siendo violentos y un peligro para la sociedad.

Obviamente esta forma de definir el problema sienta mal a su “nuevo” compañero, el zorro y se enfada con ella, por el hecho de pensar en que esa teoría sea ni remotamente creíble. Ella se da cuenta de que esa teoría es una patraña y decide disculparse con el zorro y pedirle que le ayude a descubrir el “verdadero” problema.

Atención SPOILER

Y he aquí que descubren que todo el meollo, la oveja estaba cabreada porque se sentía, menospreciada, por culpa de los predadores, a los que odia a muerte, había contratado a un carnero, para que inyectara un “veneno” para que los predadores entraran en estado de rabia y así poder echarles la culpa de todo y poder dejarlos a todos fuera de la sociedad.

El discurso final de la conejita cuando el zorro se recibe de policía, como ella misma le había recomendado, es increíble.

Esta película, de una manera solapada, tira por tierra la teoría de genero, que postula que todos los hombres somos violentos por que lo llevamos en el ADN.

Así que estamos ante una película que, tiene una impecable factura gráfica, un guión muy interesante, pues te mantiene atento al metraje entero, pone como protagonista un personaje femenino fuerte, que sabe lo que quiere y que lucha con todo su ser para ser la mejor en su trabajo y defiende a los hombres por encima de la aberración de la teoría de genero.