La vida es sueño

Democracia gobierno del pueblo, del griego, Dimokratía (Demos (Pueblo) y Kratos (Estado, refiriéndose a soberanía en este caso).

 

Creo que desde que la “transición” hizo su aparición y nos dijeron que estábamos en una democracia, el significado de esta palabra ha sufrido increíbles “mutaciones”, La idea de la democracia que nos enseñaron en la escuela es que el poder radicaba en el pueblo, el cual elegía un representante el cual abogaba por el cumplimiento de los deseos del pueblo, vamos, que el pueblo tenía la última palabra en la toma de decisiones. Actualmente eso es algo inexistente, la única decisión que toma el pueblo es quien le gobierna, por que ha llegado el punto en que la o las personas que están en el gobierno ya no son los representantes de lo que el pueblo quiere, son los que hacen lo que a ellos mejor les conviene, puesto que todas las decisiones que toman son totalmente unilaterales y van siempre en detrimento de los más pobres y a favor de los mas ricos, por lo que en palabras de Aristóteles lo que estamos no es en una democracia sino en una aristocracia, poder de “los menos” (democracia es poder “de los mas”).

Va a ser que las palabras de Calderón de la Barca son más ciertas y más actuales de lo que jamás quisimos entender:

 

¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

 

Vivimos una ilusión de libertad, vivimos bajo la sombra de la aristocracia, vivimos en una ficción en la que creemos que el poder es nuestro, pero solo es una ficción, vivimos en un sueño en el que nos han engañado y nos han dicho que todo es rosa, pero en realidad es “azul”.

Tan cruel es la comparación, como la triste realidad en la que vivimos, vivimos como Segismundo, aletargados en un sistema que nos hace creer que el poder es nuestro, pero bajo la atenta mirada del real poder que nos cortará las alas si no hacemos lo que a el le conviene, aquí no es que crean que podemos ser malos sino que saben que los somos, aunque solo sea porque representamos una amenaza “real” para su forma de vida.

 

Muchos hablan de luchar, pero con las palabras y las manos en alto, lo que no se dan cuenta es que aunque ese sea uno de los poderes del pueblo dentro de una democracia, es un poder que no tenemos, es un poder que ha sido extirpado como un cáncer, concentrarse para alabar a la aristocracia, es bueno y alabado por los poderes fácticos, pero juntarse para decirles que lo están haciendo mal, es un acto de rebeldía e ir en contra del “estado de derecho”, lo bueno es malo, lo malo bueno y la realidad supera a la ficción.

Robespierre dijo “castigar a los opresores es clemencia, perdonarlos es barbarie” y actualmente nos damos cuenta que así es, pues, no haber luchado por una autentica libertad al salir del franquismo y permitir que los mismos políticos franquistas, infestaran el gobierno “democrático”, solo ha servido para que en cuanto nos hemos despistado, lamentablemente en ciertos ámbitos es así, estemos casi peor que cuando tenían el poder por la fuerza.

Anuncios

Sueltalo...que te veo con ganas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s